El cliente quería mostrarse en redes como una marca rebelde, inconformista y en tendencia.

#TheBeardIsDead

Propusimos una comunicación enfocada en desmitificar la barba como un icono de belleza y se unieron muchos más lovers a esa corriente que haters. Creando una comunidad que empezo en Italia, luego en España y llegó a Portugal.
interiorWKinteriorWK